El fraude al seguro de coche se ha multiplicado por 3,5 entre 2009 y 2016, lo que supone 833 millones de euros de pérdidas anuales para las aseguradoras, según el barómetro publicado este lunes del Fraude en el Seguro de Autos de Línea Directa, una de las compañías españolas de seguros. Esta cifra representa el 9,89% de las prestaciones pagadas por las compañías. Los datos también reflejan que el 6,3% de los accidentes que los conductores asegurados declaran son falsos, un 4,5 % más que en 2009. Entre 2015 y 2016, la empresa Línea Directa afirma haber detectado 60.000 casos engañosos.

“Todos pagamos más por nuestro seguro de auto por aquellos que defraudan. Pagan justos por pecadores”, ha asegurado el director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, Francisco Valencia. El director ha explicado que cerca de 30 euros de la prima del seguro se deben a este motivo. El importe medio de las estafas es de 1.286 euros. El 93,5% de los intentos de fraude se deben a partes de daños materiales donde el importe medio es de 309 euros, mientras que el 6,5% del resto de casos son daños corporales, donde el coste se multiplica hasta por 50 y supera los 15.000 euros de promedio. En cuanto a las lesiones más frecuentes que se alegan en los partes falsos, el 99% son simulaciones o falsos agravamientos de un daño real.

El perfil base del defraudador es el de hombre joven de entre 18 y 24 años desempleado o con trabajo precario. Además, el 14% del total de estafadores reconoce haber tratado de obtener más de 5.000 euros. Las provincias donde más se estafa al seguro del coche son Murcia, Almería y Jaén. Mientras, Soria, Teruel y Pontevedra son las regiones donde se han detectado menos casos.

Unos 400 casos de fraudes realizados por mafias

En los últimos cinco años los fraudes a seguros de coches por bandas organizadas se han incrementado un 152%, unos 400 casos en toda España. El coste medio por timo fue de 12.184 euros, 10 veces más que las estafas medias particulares. El 90% de los casos corresponden con partes de daños corporales. Las aseguradoras explican que estas mafias no solo simulan siniestros, sino que también los provocan a pesar de haber personas inocentes implicadas en ellos.

“El problema que más preocupa a los equipos antifraude de las compañías es, sin duda, el de las mafias organizadas; bandas profesionales que se dedican a defraudar de forma sistemática y que, habitualmente, están vinculadas a otro tipo de delitos aún más graves”, ha comentado el director de corporativo de Línea Directa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies